Maneras de mantener un consumo eficiente durante la vida diaria

Con el impacto negativo de la mayoría de las actividades actuales en el planeta, es hora de comenzar a estudiar los diferentes formas de ahorro energético y de eficiencia que beneficien al planeta y aún así nos ofrezcan una vida normal. Disminuir el consumo de agua, electricidad y gas puede parecer algo difícil pero hoy tenemos diversas opciones disponibles para reducir el consumo en casa y mejorar un poco el daño en el ambiente. Algunos de los consejos para minimizar el daño son fáciles de seguir como por ejemplo revisar la potencia eléctrica empleada en el hogar o trabajo, ya que muchas veces es probable que está sea superior a la necesaria y al bajarla estamos ahorrando en la factura eléctrica.

Cambiar el uso de las bombillas convencionales por bombillas led es otra forma de disminuir la factura de electricidad, apaga las luces cuando no estés en la habitación e intenta aprovechar al máximo la luz solar. Así mismo podemos adquirir electrodomésticos de bajo consumo que son fáciles de encontrar en el mercado y tienen certificado de consumo A+++, con esto garantizamos un uso eficiente ya que todos estos electrodomésticos están programados para disminuir el consumo de electricidad y agua. Si vives en algún país que enfrenta inviernos bastantes extremos, puedes controlar el termostato de la calefacción, usando un poco más de ropa en casa y manteniendo el consumo al mínimo.

Cuando sube un grado la calefacción está representando un 7% de consumo añadido. Una de las principales fuentes de pérdida del calor son las ventanas, para que la calefacción cumpla su cometido con menos consumo, es importante revisar en las épocas de invierno que la carpintería esté en condiciones óptimas, o colocar un aislamiento térmico para mejorarlas. También se puede instalar doble cristal para reducir la necesidad de calefacción en los espacios.

Al llegar los meses calientes puedes utilizar los ventiladores de techo en vez de un aire acondicionado para mantener fresco tus ambientes, ya que son eficaces en dispersar el calor y pueden bajar la sensación térmica hasta en 4 grados. Lo más importante es que tengas una ventilación adecuada en tu casa en todo momento para que el aire sea renovado con eficiencia y calidad. Lo más recomendable es contar con una ventilación cruzada, por 10 minutos durante la mañana será suficiente. Aquellas zonas de calor que realicen la ventilación cruzada por la noche refresca más los ambientes, deshaciéndose del calor acumulado en el día.

Los coches pueden influir en la reducción de consumo energético si aprovechamos al máximo la gasolina, esto se puede lograr al conducir por debajo de los 120 km/h y manteniendo tu coche en el mejor estado posible, ya que al no necesitar ser  llenados menos constante, estas ahorrando a tu bolsillo y al ambiente. Utilice el agua lo justo y necesario, ya que su uso irracional es uno de los principales factores que causan la pérdida de la misma, y al usarla de forma consciente ahorramos en la cuenta y ayudamos el ambiente que a fin de cuentas es nuestro hogar.

Sin categoría

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *