La industria joyera se posiciona cada vez más alta a nivel mundial

Ya tenemos a nuestro alcance la consolidación de la industria de la joyería, con tendencias que puede marcar la diferencia en el comportamiento del mercado mundial del mismo rubro para el 2020. Su norte es que todas las operaciones corporativas se hayan multiplicado en la última década, teniendo cada vez más representantes de empresas que ofrezcan sus piezas únicas para los diferentes consumidores.

Las empresas ya consolidadas como Cartier, Rosa y Alba Tous, Tiffany & Co., continúan mejorando sus campañas publicitarias e incluso su forma de fabricación, buscando una mejor captación y aceptación de los clientes que buscan piezas responsables con el ambiente.

Las marcas fuertes en este mercado han tenido una constante presencia global a lo largo de la historia, manteniendo el control en cuanto a la distribución de las tiendas minoristas, sustentando la calidad de los productos y la innovación a medida que avanzan los movimientos de la moda.

Todos estos aspectos hacen atractivo al sector joyero para nuevos inversores, del que se podría decir que es un sector altamente fragmentado y que tiene un gran número de operadores a nivel local, pero son pocos los que llegan a alcanzar el nivel global.

Según diferentes estudios, durante los próximos años veremos un proceso de operaciones corporativas que implicarán capital de riesgo en los mayores grupos del sector, el cual lleva a que las diez primeras empresas líderes del mercado que pasen de copar el 12%, a un 24%. La joyería se convertirá en un negocio más rentable en comparación con el rubro de ropa en pocos años, esto según la afirmación de algunos expertos financieros, ya que está menos saturada y presionada que la industria textil, permitiéndose  libertades que no tiene la otra empresa. El capital de riesgo se ha dado cuenta de que las inversiones para la moda funcionan, pero que los inversores prefieren la joyería a futuro.

La consolidación para las operaciones corporativas, es una de las tendencias que se espera marque la evolución en la industria joyera a nivel mundial durante la próxima décadas pues las grandes tendencias ya se han producido en el negocio de la moda, pero las joyas tendrán un regreso de los movimientos que vimos y adoramos en los noventa.

La popularización de las marcas tendrá un impacto en cuanto a las piezas lujosas y las producidas en masa. Por ejemplo, un traje Gucci hoy es más costoso que hace 10 años, mientras que uno de H&M es más accesible, por lo que se producen en masa y de la misma forma ocurre con la joyería, donde las marcas de consumo mayor bajan sus precios para aumentar el consumo.

Todas estas tendencias tendrán un impacto en la desaparición de la gama media, así como de la diferencia entre la joyería de moda y la alta joyería, aunado a ello surgirán  marcas que ofrecerán modelos y precios diferentes y accesibles para adaptarse a un mercado aún mayor.

Otra tendencia en desarrollo y que se espera para esta industria son los nuevos canales de distribución. Por ejemplo para el 2003 las ventas por internet abarcaban el 1% de las ventas en el Reino Unido, pero en la actualidad se sitúa en un 14% haciendo este canal como uno de los ideales.

Deja un comentario