Consumo de agua embotellada continúa aumentando

Actualmente uno de los principales productos consumidos a nivel mundial es el agua embotellada, ya que para muchas personas no es sencillo poder tomar agua directamente del grifo por la calidad de la misma, por lo que se ven en la obligación de invertir grandes sumas de dinero en agua embotellada. Según numerosos estudios en España, trabajo en Star Holding ofrece puestos para formar parte de una empresa que continúa revolucionando el mercado con filtros de ósmosis inversa, que disminuyen considerablemente el gasto que se tiene hoy en día, ofreciendo un producto de calidad que beneficia tu salud y la de tu familia.

Las empresas han visto la importancia que tiene este tema por lo que se han dedicado a comercializar el agua, vendiendo principalmente la necesidad de consumir agua embotellada por innumerables razones. Si quieres rebajar será necesario consumir determinada marca, la cual te ayudará a conseguir los mejores resultados. Si eres deportista debes ingerir cierta cantidad de determinada marca, ya que restituye en el organismo los minerales perdidos, esta y otras frases son de las más populares por quienes buscan vender una marca de agua embotellada, ofreciendo beneficios que no encuentras de otra forma.

Al presentar todos estos escenarios como consumidor puedes tener la interrogante sobre cuáles son las verdaderas diferencias que tiene consumir agua embotellada o agua de grifo, por lo que es recomendable que investigues los pros y contras de todos los sistemas, que te permitan tomar una decisión que se adapte a tus necesidades y tu presupuesto. Contrario a lo que nos vende el mercado, el agua de grifo dependiendo de tu ciudad y la calidad que ofrezcan puede ser más seguro, más sano y mucho más económico al mismo tiempo que ecológico, que consumir determinadas cantidades de agua embotellada que crean un desperdicio considerable.

Un dato curioso, el 40% del agua embotellada es agua de grifo, solo que tiene minerales agregados que no significan un beneficio para la salud. En muchos países se ha comenzado un movimiento que anime a los consumidores para beber agua del grifo, aunque muchos prefieren instalar algunos tipos de filtros para asegurar que el agua consumida esté libre de todo agente contaminante. De los grandes problemas del agua embotellada están las botellas de plástico, una verdadera afección al medio ambiente, ya que el plástico utilizado viene derivado del petróleo crudo.

Solamente en el mercado americano se necesitan 1,5 millones de barriles de petróleo, cantidad suficiente para que unos 100.000 coches funcionen todo un año. Alrededor del mundo se utilizan alrededor de 3 toneladas de plástico exclusivamente para embotellar agua. A todo esto se le debe sumar la energía consumida por plantas embotelladoras así como el combustible utilizado para transportar el agua embotellada. En algunos lugares de extracción del agua para embotellar se puede dejar a los lugareños sin agua de las redes locales, provocando desequilibrios ambientales y sociales. Una botella de plástico puede tardar hasta 700 en descomponerse, y aunque lo logra continúa contaminando.

Deja un comentario