Informacion varia sobre los derechos del consumidor ante posibles problemas en la adquisicion de productos o servicios.

AC/DC y el lio de su concierto

El terreno en el que los derechos de los consumidores entran en juego es amplio, así como las situaciones en las que la ley está de parte del consumidor son muchas. Estar bien informados de lo que nos pertenece como ciudadanos que llevan a cabo un determinado consumo es vital para evitar ser engañados, timados o perjudicados.

Una de las noticias que en estos días están de actualidad y debemos analizar, aunque parezca a priori establecer la relación entre ésta y el consumidor, es la sustitución del vocalista de AC/DC. Y es que los graves problemas de audición del cantante de la banda de rock duro australiana, Brian Johnson, han propiciado un cambio en la formación, que contará en la próxima gira con la voz de Axl Rose, líder de la también mítica banda de heavy-rock Guns n roses.

Lo que el consumidor español debe saber y conocer en profundidad es que si ya había adquirido su entrada para el concierto antes del cambio de vocalista, puede perfectamente reclamar su dinero. Así, seguro que muchos españoles ya se habían hecho con los tickets pertinentes para ver a AC/DC el próximo 10 de mayo en el Estadio de la Cartuja de Sevilla, pero no hay que olvidar que el espectáculo por el que pagaron ya no es el mismo por el que desembolsaron su dinero.

Por tanto, aquellos que sientan que este concierto de AC/DC no será el mismo que tenían previsto pueden, como consumidores que ejercen su pleno derecho, deberían tener derecho a volver a recibir el importe del billete, que oscila entre los 75 y 80 euros. Esta es la postura lógica que, al menos, defiende Facua; la promotora del concierto por su parte, Live Nation, aún no ha comunicado de forma diáfana si finalmente permitirá a los fans decepcionados y, en parte, engañados, recuperar el dinero invertido.

Derechos del consumidor

Los derechos del consumidor existen y han de jugar un papel preeminente en toda democracia que se precie. En el caso de la Comunidad de Madrid hemos encontrado en los últimos años una nueva Ley de Consumo, que venía a modificar la anterior Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuario.Derechos del consumidor

Con este nuevo escenario impulsado por la Ley 3/2014 se aspiró a abolir las diferencias entre Madrid y otros países de la Unión Europea en lo referente a la defensa de los derechos de los que los ciudadanos deben disfrutar a la hora de ejercer su papel de consumidores.

Esta ley, que se aprobó el 27 de marzo del año 2014, se esfuerza además por defender al consumidor en un nuevo campo de batalla, el de la publicidad telefónica. También se abordan en la ley los servicios que hacen referencia a cómo se produce la atención al cliente y a cómo se realizan las reclamaciones o los abusos en los pagos adicionales y en las facturas electrónicas.

Y es que la aparición de nuevos contextos sociales obliga a intervenir al poder legislativo, al ejecutivo y al judicial y a las autoridades a actuar. Así, por ejemplo, encontramos en esta ley cómo se regula en la comunidad de Madrid el consumo de los cigarrillos electrónicos; en este campo, se establece que el uso de estos cigarros queda tajantemente prohibido en zonas infantiles y en centros sanitarios, educativos, administrativos y de atención al ciudadano, así como en transportes públicos.

En el caso de la publicidad telefónica que comentábamos antes, algo que cada vez se ha vuelto más molesto para los consumidores, se establece que la finalidad comercial de quien llama debe quedar en todos los casos bien nítida. Antes de las 9 de la mañana ni después de las 9 de la noche no es posible realizar este tipo de llamadas con fines comerciales, que también quedarán excluidas de los días festivos y los fines de semana.

Facua ayuda al consumidor

La elevada frecuencia con la que los derechos de los consumidores son vulnerados en España ha llevado a muchas organizaciones y colectivos a desarrollar sus propias campañas de sensibilización, información y denuncia contra una situación tan abusiva.facua

Facua-Consumidores en Acción es una de las organizaciones no gubernamentales que más está interfiriendo en este conflicto a favor de los ciudadanos, que se muestran en la mayoría de los casos más que indefensos ante la enorme maquinaria de poder desplegada por las empresas y las multinacionales.

Así, los derechos del consumidor están siendo pisoteados en campos de la rutina muy importantes para las personas. Se producen abusos, por citar algunos, en las tarifas del agua, en los recibos de la luz, en los servicios y cláusulas de la telefonía, en los acuerdos con las entidades bancarias, en los productos de alimentación o higiene, etcétera.

Ante un panorama tan peliagudo, la agrupación local de izquierda Unida en Almuñécar celebró a principios de abril un acto público para informar a los vecinos del municipio granadino sobre los derechos que tenían como consumidores frente a los abusos y fraudes de las compañías eléctricas, telefónicas, acuáticas, bancarias, alimentarias o financieras.

En el acto llevado a cabo por Izquierda Unida en Almuñécar estuvo presente el presidente de Facua Granada, Luis Romero, quien se refirió a cómo la privatización de algunos servicios públicos ha propiciado que unos pocos se beneficien en detrimento del bienestar de la mayoría. Romero insistió en la importancia de proporcionar herramientas de defensa a la gente para poder hacer frente a los abusos que se producen en materia de derechos del consumidor.

Y es que en el modelo de país que Facua querría para los ciudadanos españoles, el bienestar de las personas debe estar por delante de los intereses de los mercados financieros y de las multinacionales, que en estos días pueden hacer y deshacer a su libre antojo.

https://es.wikipedia.org/wiki/FACUA

Timos de deuda

No bastando en ocasiones con que los derechos del consumidor queden vulnerados, pisoteados e ignorados, una nueva ola de prácticas de extorsión y acoso telefónico parece estar en boga, con la correspondiente indefensión del ciudadano. Se trata de empresas que pretenden insistir en que un determinado ciudadano, escogido sin argumentos que lo motiven y sin una base sólida de la que tirar, es un moroso que debe afrontar una hipotética deuda.

Cada vez son más los hogares que se ven sorprendidos por llamadas telefónicas que obligan a pagar una falsa deuda. Suele ocurrir que los afectados por este acoso tan molesto se pregunten de dónde puede proceder esa deuda, ya que ellos jurarían que jamás han debido nada a nadie; pero no hay que tener miedo a estas amenazas ni creer que realmente van a incluir a la persona afectada en un registro de morosos, como fue el caso de cerrajeros Valencia economicos, quienes se vieron envueltos en estos temas.

En este escenario adverso, si la empresa opta por reclamarte el pago de una deuda que ni siquiera existe a través de una llamada telefónica, lo mejor es aclarar el error y presentar una reclamación formal ante la autoridad de consumo pertinente de la región española en la que se resida.

Y es que si hay una empresa que ha proporcionado datos personales de individuos a otra compañía para que ésta se esfuerce por cobrar una falsa deuda, el siguiente paso es interponer una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos como hicieran los cerrajeros Valencia anteriormente citados, quien se ocupará de imponer las pertinentes sanciones y penalizaciones.

Es importante saber que este tipo de prácticas son ilegales, por lo que las multas a la empresa acosadora podrían llegar hasta los 50.000 euros. Cada vez se corre más la voz entre los afectados por este perverso hábito empresarial, de modo que en Internet hay algunos foros en el que quienes han sufrido estas llamadas aúnan vivencias y experiencias. Incluso las redes sociales han movido el hashtag #yonosoymoroso.

Rubén Sánchez, el adalid del consumidor

El desamparo que los ciudadanos del Estado español sufren en muchos casos cuando encarnan el papel de consumidores queda en parte a buen recaudo gracias a la organización no gubernamental Facua-Consumidores en Acción. Este organismo, surgido en 1981, tiene como objetivo velar por los derechos del consumidor.

Pero la importancia de Facua va más allá, toda vez que su influencia en la opinión pública y su capacidad resolutiva y de defender a gente indefensa en muchos casos propician que empresas que antes tenían campo libre para abusar del cliente ahora se retraigan en sus acciones perversas.

La figura del portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, es fundamental para entender el influjo de esta organización. Y es que Rubén Sánchez se ha esforzado por ocupar escenarios de la vida pública y de la rutina mediática para hacer llegar con fuerza su mensaje, que no es otro que defender los derechos de los consumidores de toda España.

El nombre de Facua procede de “Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía”, ya que sus orígenes se encuentran en el sur de España, llegando a tener su sede central en la Calle Bécquer de Sevilla. Pero la fuerza de Facua y el buen trabajo realizado durante las tres últimas décadas ha propiciado la expansión de la organización, que en la actualidad cuenta con más de 180.000 socios y con una red de voluntario muy importante.

Las organizaciones territoriales de Facua, después de su exitosa presencia inicial en Andalucía y en sus ocho asociaciones provinciales, incluyen ahora los territorios de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Catalunya, Comunidad Valenciana y Madrid. Asociados a Facua en la lucha por defender al consumidor también encontramos la Asociación de Consumidores y Usuarios de Lanzarote (Aculanza), los Consumidores de Baleares (Consubal), la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur) y la Agrupación de Consumidores y Usuarios Asociados (ACUA).

Ausbanc

Ausbanc, la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios, tiene como objeto de su existencia velar supuestamente por defender los derechos legales y los intereses de aquellos individuos que disfrutan de los servicios bancarios brindados por las entidades de crédito y por los establecimientos financieros de crédito.Ausbanc

Fundada en 1986 y con sede en Madrid, Ausbanc ha tenido como premisa en las tres últimas décadas defender los derechos de los consumidores. O eso se pensaba hasta hace bien poco, cuando los entresijos del presidente de Ausbanc, Luis Pineda -destacada figura de la ultraderecha de España en los años ochenta, dirigente de la banda terrorista Frente de la Juventud y actual amigo de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, entre otros apuntes biográficos- han evidenciado que los derechos de los ciudadanos y los consumidores eran una excusa para realizar operaciones turbias a gran escala.

Así, Luis Pineda, como algunas grabaciones evidencian, se ha dedicado a extorsionar a empresas y a desarrollar una ley paralela en la que el bien y el mal dependían de su poder. El presidente de Ausbanc llegó a decir a su homólogo en CreditServices “o me das los 300.000 euros o te hundo el negocio”.

En este chantaje llevado a cabo por Pineda, buena parte del dinero que recaudase debía ser además en negro; a cambio, CreditServices se beneficiaría por tener buena publicidad y por experimentar un mejor rumbo informativo, abriéndose camino en las revistas especializadas en las que Ausbanc tiene influencia.

El que fuera presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, llegó incluso a entregar incluso nada más y nada menos que 600.000 euros a Ausbanc para que, a cambio, respaldaran todas sus decisiones y ensalzaran su figura públicamente. El predecesor de Rato, Miguel lesa, no cedió a los chantajes, aunque, finalmente, Ausbanc consiguió su propósito. Obviamente, ese propósito de Ausbanc no es defender los derechos de los ciudadanos, sino tejer una trama cuyo nivel de gravedad tendrán que dictaminar los juzgados.

Date de baja en tu compañia de telefono, o intentalo

Si preguntaran a los consumidores cual es uno de los mayores incordios y uno de los focos en los que intuyen que se producen más irregularidades a la hora de establecer una relación contractual, seguramente las compañías de teléfono serían de las más citadas. En ocasiones, los derechos del consumidor quedan vulnerados por la nefasta praxis de algunas de las empresas y multinacionales que tienen por objeto facilitar la comunicación entre personas.

Una de las últimas muestras del abuso de las compañías podemos encontrarla en el caso de Movistar, que ha subido de forma unilateral la tarifa de los datos móviles, obviando por completo los dicterios de los contratos. Y es que esta operadora española pasará a cobrar hasta 15 euros de añadidura  sólo por el hecho de seguir navegando una vez que se han consumido los megas que había pactados.

Resulta curioso cómo las telefónicas ignoran las cláusulas establecidas en el contrato y pasan a subir el precio adicional de la navegación por la Red de forma encubierta y de espaldas a lo pactado con el contratante.

Movistar pretende por tanto aplicar la subida a partir de este 18 de mayo. Hasta ahora, lo lógico era que el usuario viera cómo quedaba ralentizada la velocidad a la que navegaba a través de su teléfono móvil. Sí es cierto que Movistar optaba por cobrar a céntimo y medio cada uno de los megas añadidos que se contrataban, cuyo tupe era un gigabyte y por lo tanto 15 euros; pero la subida que ahora lleva a cabo esta compañía posee unos tintes claramente abusivos y recaudatorios, sin importar mucho cómo salen lesionados los derechos del consumidor.Movistar

Es la más reciente de las subidas indiscriminadas llevadas a cabo por una compañía telefónica pero seguro que no será la última, toda vez que la tendencia parece ser la de actuar de espaldas al ciudadano indefenso.

La telefonia movil

La llegada de la telefonía móvil a las vidas de las personas abrió un nuevo territorio en el que los derechos de los consumidores debían ser salvaguardados y protegidos. Las compañías telefónicas se han hecho imprescindibles para cualquier usuario que se precie, lo que les atribuye un papel de semidiós y un poder ilimitado. Por ello, no son pocas las ocasiones en las que incurren en vulneración de los derechos del consumidor, algo que suele quedar impune.

Otro de los ejemplos de este campar a sus anchas de las compañías se ha manifestado en estos días con otra subida llevada a cabo por parte de Vodafone, la cual no ha comunicado a sus usuarios con el mes de antelación que la ley se encarga de establecer. Tampoco es legal cómo Vodafone ha incrementado los precios a los usuarios que tenían contratos de permanencia, supuesto que le ha tocado sufrir a cerrajeros Barcelona.apertura-vodafone

Y es que Vodafone ha iniciado esta misma semana la aplicación de una subida de tarifas a todos los tipos de clientes, independientemente de si son de móvil, fijo o de ofertas convergentes. Este incremento se produce en unas cantidades que oscilan entre los 2 y los 3 euros; como argumento para proceder a este mayor gasto para el cerrajero Barcelona, Vodafone arguye que lo que intenta es mejorar la calidad de sus servicios, aunque resulta obvio que ni siquiera ofrece al usuario la opción de preservar las cláusulas de las condiciones pactadas.

Vodafone se salta a la torera en este caso los compromisos acordados con los clientes, ya que la compañía debería haber respetado los precios hasta que finalizase el tiempo establecido en el contrato que une a las dos partes. Facua-Consumidores en acción ha querido denunciar esta situación y este injusto incremento ante las autoridades de consumo y telecomunicaciones, que deberán velar por la defensa de los derechos de los consumidores.